Archivos de la categoría Fotoperiodismo

Dificultades del periodista gráfico, derechos de autor y otros temas de la profesión.

Junta directiva ANIGP rebuts per la Reina Sofia. 18-03-1985

ANIGP

Fa uns dies vaig fer arribar una carta a l’ANIGP (Asociación Nacional de Informadores Gráficos de Prensa) i he pensat a compartir amb vosaltres alguns fragments d’aquesta carta per que pugueu fer-vos una idea de com va començar aquell projecte ara fa uns quants anys.

«….
Podemos situarnos en la década de los cincuenta o  sesenta cuando la figura del  fotógrafo o reportero gráfico no estaba definida ni regulada. La lucha para conseguir el reconocimiento de nuestra identidad profesional ha sido larga, muy larga y complicada, llena de obstáculos e incomprensiones. Pero lo más grave fue un mal entendido  corporativismo que en su momento resultó demoledor.

Las actuaciones de los fotógrafos con titulo de PERIODISTA llegaron incluso, para  subrayar diferencias,  a cambiar   la denominación inicial de la Agrupación y la palabra “redactor” dio paso a la de “periodista”
… a finales de 1971 y después de una reunión semiclandestina, se creó la Asociación de Fotógrafos de Prensa de Madrid, con  Antonio Alcoba, Raul Cancio y Felipe López como cabezas visibles  Pero la tramitación de sus estatutos no pudo prosperar y se reanudó de nuevo  la lucha.

Después de  largas negociaciones se pacta  la elaboración de un censo de Informadores Gráficos de Prensa y la tramitación de sus carnets y tarjetas, pero todo fue un espejismo. Los sindicatos no aceptaron la inclusión de la categoría de Informador Gráfico  en la reglamentación de Trabajo y la Federación de Asociaciones de la Prensa se apresuró a denunciarlo y retirar los carnets provisionales.
Ante esta nuevo panorama o zancadilla se aceleran los contactos y en  1977  se  crea   ANIGP (Asociación Nacional de Informadores Gráficos de Prensa  ) con  uno de sus principales impulsores, Vicente Lucas Lancero como Presidente y por parte catalana  entró en la junta Antonio Espejo como vicepresidente y  quien esto escribe como vocal.

… en 1982 llegaron los primeros resultados con un acuerdo marco entre ANIGP y la Federación de Asociaciones de la Prensa”.   Pero no por ello dejaron de surgir nuevos inconvenientes …
Los fotógrafos catalanes tuvieron una destacada presencia en la ANIGP ya que formaban un colectivo de 129 asociados, hecho que suponía tener que aportar un montante superior al resto de comunidades. Fue por ello, y de acuerdo con los Estatutos,  que se creó  la AIGPTV  (Asociación Catalana de Informadores Gráficos de Prensa y de Televisión)  y  algunos nos tildaron de separatistas.
Nada más lejos de la realidad. Entre los impulsores cabe destacar a  Manel Montardit, Joaquín Brangulí, Salvador Estián  mi hermano Rafael y yo mismo.

La lucha por la defensa de nuestros derechos consiguió  importantes realidades. Por un lado, la implantación de un brazalete  que nos permitía trabajar debidamente identificados en todos los actos y evitar, en el caso de las numerosas manifestaciones de la época, ser confundidos  por manifestantes.
Otro logro fue la defensa de nuestros derechos, especialmente los de autor, cuando se  iniciaba la redacción del proyecto de la Ley de Propiedad Intelectual.
Pero la lucha seguía  ardua y espinosa. Especialmente en dos protestas colectivas que obtuvieron mucha resonancia.  La primera  el 19 de mayo de 1987 con una “huelga de cámaras caídas”.  En Madrid se aprovechó el acto de presentación de Fernando Morán como candidato del PSOE a las elecciones europeas, acto al que asistía el presidente del Gobierno, Felipe González. A su llegada se encontró con todas las cámaras de los fotógrafos en el suelo. Una vez escenificada la protesta, y ante la sorpresa  del Presidente del Gobierno, los fotógrafos recogieron sus cámaras y marcharon sin cubrir el acto.
Cuatro días después en el Camp Nou, con motivo del encuentro Barcelona-Real Madrid todos los fotógrafos nos colocamos en el centro del campo con las cámaras sobre el césped. Y el encuentro era televisado.
… al final buena parte de nuestras reivindicaciones fueron escuchadas.

A finales de la década de los ochenta la Asociación comenzó a mirarse el ombligo bajo la presidencia de Manuel Rivero quien, obsesionado por su protagonismo, deshizo buena parte de la labor llevada a cabo.
… pedimos la baja de “nuestra” querida Asociación.
Como consecuencia, cada uno seguimos nuestro camino y una nueva generación de fotógrafos tomaron el relevo y se  fundaron  numerosas asociaciones.
Personalmente he dedicado muchas horas y esfuerzos a esta desigual y absurda lucha, pero desde mi actual perspectiva lo doy por bien empleado. Y volvería a hacerlo mientras las fuerzas me respondieran.
…»

Horacio Seguí

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather
facebookby feather